¿Cuáles son las fases de un concurso de acreedores?

¿Cuáles son las fases de un concurso de acreedores?

La Ley Concursal, que regula los concursos de acreedores, ha establecidos tres fases bien diferenciadas:

  1. Fase común
  2. Fase de convenido
  3. Fase de liquidación

1.      Fase común: el comienzo de la declaración del concurso

Durante esta primera fase, comienza el auto de declaración del concurso. En ella se determina la masa activa a la pasiva con detalle de la lista de acreedores e indicación de la cuantía de sus créditos y clasificación de estos.

Esta, a su vez, se divide en cuatro partes:

  • Solicitud de la declaración del concurso: el juez estudia la solicitud y puede imponer medidas cautelares.
  • Resolución judicial: en este parte se puede declarar el concurso o desestimar la solicitud del concurso.
  • Determinación de la masa activa que tiene la empresa.
  • Determinación de la masa pasiva y se clasifican los créditos o deudas que tiene esta.

2.      Fase de convenio: solución pactada entre el deudor y los acreedores

Durante esta fase se soluciona la fase del convenio por medio del convenio concursal, que redunda en una solución pactada entre el deudor y los acreedores.

De esta manera, se recibirán las propuestas del convenido que cualquier deudor o cualquier acreedor presente. Dichas propuestas han de contener proposición de quita o espero. Se pueden incluir ambas en un mismo convenio, especificando siempre un plan de pagos minucioso.

Las proposiciones de convenido deben suponer obligatoriamente la continuidad de la actividad empresarial o profesional del concursado.

Una vez presentadas las propuestas del convenio, los acreedores podrán votar en la junta de acreedores la que consideren más favorable a sus intereses.

Si alguna de las propuestas consigue la mayoría suficiente para ser aprobada, además de no adolecer de ningún defecto o infracción, el juez aprobará el convenio.

3.      Fase de liquidación

El deudor podrá solicitar en cualquier momento que se inicie la fase de liquidación. También se abrirá la fase de liquidación cuando no se hayan presentado las propuestas del convenio o cuando se haya presentado convenio, pero no se haya aprobado ninguno.

Una vez abierta esta fase, el deudor pierde las facultades de administración y gestión. En este caso, será el administrador concursal la persona encargada de hacerlo.

La liquidación consiste en vender todos los bienes del deudor con el fin de pagar la deuda máxima posible, siguiendo el orden de prioridad marcado por la ley.

Puede añadirse una fase más: la de calificación. En ella se realiza la reflexión sobre el concurso de acreedores a fin de catalogarlo como gratuito o culpable.

¿Cuándo se considera culpable? En el caso de que durante la generación de insolvencia se aprecie dolo o culpa grave del deudor. Durante es última fase, tendrá lugar la resolución del conflicto.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0