Lo que dicta la RGPD sobre la protección de datos

Lo que dicta la RGPD sobre la protección de datos

El Reglamento General de Protección de Datos (RGDP) que funciona en Europa desde el 25 de mayo de 2018 asegura que cualquier empresa dentro de la Unión Europea, o que tenga negocios físicos o digitales en ella, debe cumplir con una serie de normas en relación a la protección de datos de ciudadanos europeos.

En esencia, la RGPD indica que aunque el usuario acceda a compartir sus datos e información con una plataforma, empresa, negocio o sitio web, siguen siendo de su pertenencia, por lo que ninguna compañía puede decidir cómo usarlos ni traspasarlos a otras empresas.

No obstante, pueden solicitarse permisos especiales que, bajo una justificación extensiva, se pueda compartir esta información entre centros de análisis o recopilación.

¿Qué puedo hacer para proteger mis datos?

Para que una empresa pueda recopilar cualquier tipo de datos, primero tienes que dar tu consentimiento.

Casi nunca nos detenemos a leer los términos y condiciones de una aplicación que acabamos de descargar a nuestro móvil, y mucho menos leemos los términos y condiciones de las cookies que nos aparecen cada vez que abrimos una nueva página web.

Es imperativo entender que una empresa solo puede recabar datos si:

  • Hemos dado el consentimiento del uso de nuestros datos para uno o más propósitos específicos
  • Si es necesario recabar datos antes de ejecutar un contrato de interés para ambas partes
  • Para cumplir una obligación legal por parte del controlador de los datos
  • Para proteger intereses vitales del interesado o una persona física extra
  • La información es necesaria para fines de intereses legítimos

En ningún momento una empresa puede recaudar datos sin el consentimiento del involucrado, y así como el consentimiento es solicitado, puede ser negado o revocado en cualquier momento.

Además, la RGPD explícitamente menciona que dichos datos deben estar encriptados para su protección, y que para cumplir con el principio de anonimización de datos, se deben seudonimizar las informaciones sensibles.

El incumplimiento de la RGPD puede llevar a una multa de hasta 10 millones de euros o el 4% de lo que haga dicha empresa anualmente a nivel mundial. Cualquiera pensaría que esta ley sería tomada muy en serio con tan altas multas, pero ya han sido varias las páginas sancionadas a nivel global por dicho incumplimiento, y más recientemente, Google ha declarado que escucha el 0.2% de las conversaciones de sus usuarios.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0